• img-book

    Sarah Orne Jewett, Carla Fuentes,

ISBN: 978-84-949064-0-4
SKU: 978-84-949064-0-4 Categoría:

La extranjera

Por: Sarah Orne Jewett, Carla Fuentes,

Durante una noche de tormenta, en el pequeño pueblo costero de Dunnet Landing, la señora Todd recuerda una vieja historia que allí tuvo lugar. Una narración teñida de trascendentalismo que reflexiona sobre la soledad, la memoria y el apoyo mutuo.

Presentamos, traducido por primera vez al castellano, uno de los mejores y más sutiles relatos de Sarah Orne Jewett, acompañado de las magníficas ilustraciones de Carla Fuentes.

Edición coproducida por Rasmia Ediciones y Vicente Abella Aranda.


 Libro recomendado por Librotea (El País) en mayo de 2019.

 

15,90 

Cantidad:
Conoce al autor
avatar-author
1849-1909
Sarah Orne Jewett nació el 3 de septiembre de 1849 en South Berwick, Maine, lugar en el que se ubican la mayoría de sus historias. Hija de un médico y perteneciente a una familia acomodada del lugar, disfrutó de una feliz infancia pese a la artritis reumatoide que sufrió desde temprana edad. Los cuidados y el apoyo de su familia, que nunca la trataron como a una inválida, hicieron que ello no supusiese una limitación, y se entregó desde niña al ejercicio físico y los paseos solitarios por los bosques que circundaban su hogar. No fue a la escuela y se educó en casa, acompañando a su padre en sus visitas médicas, lo que le aportó conocimientos sobre plantas y hierbas, y la virtud de escuchar y observar a los demás, algo que luego supo utilizar muy bien en su escritura. No llegó a casarse, si bien cultivó duraderas amistades con grandes personalidades de la época, tanto masculinas como femeninas, la más importante con Annie Adams Fields, figura social y cultural de gran relevancia, viuda del importante editor James T. Fields. Con ella compartió un estrecho vínculo hasta la muerte de Sarah, en lo que se llamaba entonces «matrimonio de Boston» 1 . Conoció un éxito temprano publicando cuentos para niños en la tradición victoriana. Diecinueve libros, de ellos diez colecciones de cuentos, ocho novelas y un ensayo sobre la conquista normanda de Inglaterra, conforman su obra. Adscrita al costumbrismo norteamericano del siglo XIX, recibió importantes influencias del trascendentalismo, con Emerson a la cabeza, los grandes poetas americanos (Dickinson, Whitman) y la filosofía de Sewdenborg. Alabada por grandes escritores de la época como Kipling y sobre todo Willa Cather, que la consideraba su inspiradora, Sarah Orne Jewett espera una revalorización y conocimiento en nuestra lengua, a lo que esperamos contribuya esta edición. Su obra presta especial atención a la descripción detallada de las gentes y lugares de la zona de Nueva Inglaterra donde vivió, describiendo su vida cotidiana por medio de agudas observaciones que trascienden su aparente localismo costumbrista. Sutileza, sensibilidad, profundidad emocional —con especial énfasis en la comprensión de la vida de las mujeres y sus vinculaciones intuitivas (lo que hoy llamaríamos sororidad)—, modestia en el estilo y una narración fluida son algunos de los rasgos característicos de su buen hacer literario. Algo que se observa en sus mejores obras, como son: Deephaven (1877), A country doctor(1884), A White Heron (1886), The country of the pointed firs (1896) (su mejor novela y obra maestra) 2 o esta The foreigner (1900), un magnífico relato que guarda estrecha relación con la novela citada, pues repite lugares y personajes que allí aparecían. Sarah Orne Jewett murió el 22 de junio de 1909 en el viejo hogar familiar de South Berwick tras una vida tranquila y moderada, de observadora atenta y discreta de los paisajes y la naturaleza humana que tan bien plasmó en su obra.
Libros de Sarah Orne Jewett
Conoce al autor
avatar-author
1986

Dibujante e ilustradora, Carla Fuentes (Valencia, 1986) está llenando de un feísmo preciosista a base de acrílicos, ceras y grafitos las paredes de los nuevos coleccionistas de arte. Quizá sin ser demasiado consciente de ello, su obra retrata parte de la vida estética de una generación.

Influida por Equipo Crónica o Eduardo Arroyo, la sencillez, personalidad y fuerza de sus ilustraciones dan como resultado paisajes austeros y retratos imperfectos, señas de identidad de su quehacer artístico. Fue una de las pocas artistas españolas participantes en la exposición Obey Icon Tour organizada por el artista urbano y diseñador gráfico Shepard Fairey, o una de las ilustradoras más jóvenes en aparecer en el volumen número 5 de Illustration Now de la editorial Taschen, la biblia bianual de la ilustración en el mundo.

Licenciada en Diseño de Moda y Bellas Artes por la Universidad San Carlos de Valencia, ha creado visuales y portadas de discos para bandas de música y solistas como Polock, Russian Red, Ariel Pink´s Haunted Graffiti, entre otros. Ha trabajado para firmas como Paloma Wool, Mango, Nike, Kiehl’s, Amstel, Sancal, Lladró, Bimba&Lola, Absolut Art, e ilustrado cubiertas de libros y películas para Jim Jarmusch, Emir Kusturica, Danniel Pennac o el humorista Eugenio. También cuenta con un libro publicado junto a Lunwerg, Ilustres conexiones. Sus trabajos han aparecido en revistas como New York Times, L’Officiel, Esquire, El País Semanal, Vanidad, Vogue París, Naif Magazine (Brasil), Union Mag (Japón) o Nylon (México), y en diarios como Le Monde.

En esta ocasión, su obra es una compañía perfecta para la primera edición en castellano de La extranjera.

Libros de Carla Fuentes
Sobre este libro
—¡Cielos, escuche las inmensas olas! —clamó la señora Todd—. ¡Cómo rompen! ¡Allí, allí! Siempre tengo la sensación de que en estas noches el mar conoce la ira y se hinche de fiereza. Puedo oír las olas quebrar a lo lejos, en los viejos arrecifes negros que hay al final de la carretera. Me traen a la memoria aquellos versos tormentosos del Libro de los Salmos; David sabía que a los hombres de mar las tormentas les estremecen el corazón. Durante una noche de tormenta, en el pequeño pueblo costero de Dunnet Landing, la señora Todd recuerda una vieja historia que allí tuvo lugar. Una narración teñida de trascendentalismo que reflexiona sobre la soledad, la memoria y el apoyo mutuo. Presentamos, traducido por primera vez al castellano, uno de los mejores y más sutiles relatos de Sarah Orne Jewett, acompañado de las magníficas ilustraciones de Carla Fuentes.