Colección Exergo (2)
Mostrar por:
  • img-book

    Un joven tísico a quien quedan pocos días de vida, una «camelia» deseada y despreciada por su círculo social, un hombre bueno, enfermo, «idiota», que se encuentra en el centro de múltiples tensiones… Con estos personajes Dostoievski traza una panorámica de la naturaleza humana donde el dolor, la desesperación, el deseo y la muerte se entrelazan. En un mundo que se desmorona (el ruso de finales del siglo xix), su obra nos interpela sobre quiénes somos y hacia dónde vamos, abriendo nuestra conciencia a territorios que se asoman al abismo. El autor se ha acercado con este ensayo a esas «verdades feas» de las que habla Nietzsche y que nos conciernen íntimamente, pues la experiencia del arte se convierte, en ocasiones, en uno de esos instantes especiales de los que habla El idiota y que transforman la vida del ser humano.

    Comparar
    La decisión de Ippolit Por: Javier Llop 12,00 

    Un joven tísico a quien quedan pocos días de vida, una «camelia» deseada y despreciada por su círculo social, un hombre bueno, enfermo, «idiota», que se encuentra en el centro de múltiples tensiones… Con estos personajes Dostoievski traza una panorámica de la naturaleza humana donde el dolor, la desesperación, el deseo y la muerte se entrelazan. En un mundo que se desmorona (el ruso de finales del siglo xix), su obra nos interpela sobre quiénes somos y hacia dónde vamos, abriendo nuestra conciencia a territorios que se asoman al abismo. El autor se ha acercado con este ensayo a esas «verdades feas» de las que habla Nietzsche y que nos conciernen íntimamente, pues la experiencia del arte se convierte, en ocasiones, en uno de esos instantes especiales de los que habla El idiota y que transforman la vida del ser humano.

    Añadir al carrito
  • img-book

    El 24 de julio de 1936 partía desde Barcelona una columna armada compuesta mayoritariamente por milicianos de la CNT, la confederación sindical anarquista. A su cabeza marchaba un bien conocido «hombre de acción»: José Buenaventura Durruti. Hacía pocos días, él y muchos de los que le acompañaban habían participado en los combates callejeros que derrotaron la sublevación militar en la capital catalana. Ahora se dirigían a Zaragoza, importante baluarte cenetista en manos sublevadas cuya próxima liberación consideraban iba a suponer un avance decisivo para la guerra y la revolución en curso.

    Rumbo a Zaragoza es la crónica de esta unidad. La historia de sus acciones bélicas, pero también de su organización y funcionamiento desde su creación hasta su integración en el Ejército Popular de la República. Todo ello contextualizado en el desarrollo político, militar, económico y social de la retaguardia republicana; en la evolución hasta su completa derrota del proceso revolucionario iniciado a consecuencia del levantamiento militar. Porque sus experiencias, lejos de estar caducas, constituyen todavía una valiosa fuente de lecciones para futuras revoluciones.

    Comparar
    Rumbo a Zaragoza. Crónica de la Columna Durruti Por: Roberto Martínez Catalán 14,00 

    El 24 de julio de 1936 partía desde Barcelona una columna armada compuesta mayoritariamente por milicianos de la CNT, la confederación sindical anarquista. A su cabeza marchaba un bien conocido «hombre de acción»: José Buenaventura Durruti. Hacía pocos días, él y muchos de los que le acompañaban habían participado en los combates callejeros que derrotaron la sublevación militar en la capital catalana. Ahora se dirigían a Zaragoza, importante baluarte cenetista en manos sublevadas cuya próxima liberación consideraban iba a suponer un avance decisivo para la guerra y la revolución en curso.

    Rumbo a Zaragoza es la crónica de esta unidad. La historia de sus acciones bélicas, pero también de su organización y funcionamiento desde su creación hasta su integración en el Ejército Popular de la República. Todo ello contextualizado en el desarrollo político, militar, económico y social de la retaguardia republicana; en la evolución hasta su completa derrota del proceso revolucionario iniciado a consecuencia del levantamiento militar. Porque sus experiencias, lejos de estar caducas, constituyen todavía una valiosa fuente de lecciones para futuras revoluciones.

    Añadir al carrito